"

Antes no era capaz casi de salir de casa por miedo a los ataques de pánico. Después de acudir a vosotras, ya me iba de compras y hasta viajé en tren." 

Gisela, 52 años.


“Conseguí controlar mi ira.”

Moncho, 42 años. 


“Me devolvisteis la ilusión por vivir, nuevos proyectos y nuevas experiencias." 

Sofía, 63 años. 


“Ahora sé lo que necesito para que mis enfados no se me vayan de las manos, discuto menos y me llevo mejor con la gente".

Lourdes, 25 años. 


“Me ayudasteis a digerir todo lo que había vivido con mi familia". 

Yolanda, 17 años. 


“Gracias a la terapia conseguí disminuir mi tendencia a controlarlo todo y, de rebote, mejoré la relación con mi madre". 

Mónica, 36 años. 

"

Volvimos a estar como cuando éramos novios, pero mejor​".
 
Paula, 38 años.


“Nos ayudasteis a recordar por qué estábamos juntos".

Penélope, 27 años. 


“Estaba fatal con mi mujer. O discutíamos o no nos hablábamos. Gracias a Andainas conseguimos estar más relajados, volver a conectar y a resolver los conflictos de una manera mejor. " 

Aarón, 32 años. 


“Ahora sé lo que necesito para que mis enfados no se me vayan de las manos, discuto menos y me llevo mejor con la gente".

Lourdes, 25 años. 


“No sabíamos qué hacer, acudir a terapia nos ayudó a aclararnos, al final nos separamos y ha sido lo mejor para todos".

Marta, 42 años. 


“Teníamos broncas constantes en casa, después de la terapia, aprendimos a disfrutar del tiempo a solas y eso nos ayudó a entendernos mejor cuando estamos juntos." 

Carmen, 54 años. 

"

El ambiente en casa era insoportable. Ahora mi padre y yo nos entendemos mejor.".
 
Rosario, 45 años.


“Estábamos desesperados con nuestro hijo. No hacía nada, se pasaba el día en el ordenador. Gracias a los consejos que nos disteis, conseguimos que volviera a estudiar y además no necesitamos discutir tanto con él".

Marcos, padre de Pablo, 19 años. 


“En pocas sesiones mi hijo pasó de no poder estar ni un minuto solo a dormir en su cuarto y a quedarse solo en casa un rato." 

Inés, madre de Marcos, 12 años. 


“Ahora sé lo que necesito para que mis enfados no se me vayan de las manos, discuto menos y me llevo mejor con la gente".

Lourdes, 25 años. 


“Me ayudasteis a entender mejor a mi hijo y ahora sé cómo ayudarlo. Me disteis mucha tranquilidad.".

Isabel, madre de Juan, 11 años. 


“Mi hija lloraba todas las noches. Gracias a lo que nos contasteis, pudimos comprenderla y solucionamos su problema." 

Ana, madre de Laura, 6 años. 

NOTA: Los nombres han sido cambiados para preservar la intimidad de los pacientes.

| ESTAMOS RECONOCIDAS POR:

| COLABORAMOS CON:

Terapia Familiar Galicia

| ESTAMOS RECONOCIDAS POR:

Terapia Familiar Galicia

| COLABORAMOS CON:

Llama ya al 644195187