¿Cuántas sesiones dura una terapia psicológica?

Cuestiones prácticas

terapia-coruña

 

Tenemos la sensación de que últimamente nos hacen mucho esta pregunta. Si lo piensas, tiene bastante sentido, las personas queremos saber cuánto vamos a tardar en resolver nuestros problemas o cuánto tiempo tiene que pasar hasta empezar a sentirnos mejor.

Ojalá tuviéramos una respuesta garantizada, pero no es así. La bola de cristal que compramos en Amazon parece que no nos funciona. No podemos decir: “en cinco sesiones lo solucionamos seguro” porque podríamos estar mintiendo.

Como no queremos mentir, tenemos que declararnos ignorantes en este aspecto y somos conscientes de que eso puede llevar a algunas personas a acudir a otros profesionales que sí “garanticen” un número de sesiones máximas para la recuperación.

¿Entonces no se sabe nada acerca del número de sesiones de una psicoterapia?

Es cierto que no se sabe cuántas sesiones son necesarias para mejorar. En cambio, lo que sí se ha comprobado es que si a partir de la sexta sesión no ha habido ninguna mejoría, entonces tampoco la va a haber en la décima o la vigesimoquinta.

Dicho de otra forma: si a la sexta sesión no hay mejoría, mejor dejarlo porque la terapia no está siendo eficaz.

Esto último sí lo podemos asegurar porque casi todos los estudios que se han hecho al respecto apuntan a ese mismo número. Seis sesiones.

Esto no quiere decir que a las sexta sesión ya haya que dar el alta. Lo que quiere decir es que al menos se tuvo que producir algún tipo de mejoría ANTES de la sexta sesión. Si lo ha habido, quiere decir que la terapia está funcionando y conviene continuar para seguir aumentando las mejorías hasta conseguir los objetivos de las personas que acuden a consulta.

Aún así, hay gente que no se conforma con esa respuesta de las seis sesiones e insisten en saber cuántas serán necesarias. Como dije antes, eso no lo sabemos pero hay otro dato que podemos tener en cuenta.

Las estadísticas de nuestra consulta

Todos los años realizamos una memoria anual en la que contamos el número de sesiones realizadas, el número de nuevas consultas, el número de sesiones por cada paciente, etc.

Con ellas calculamos la media y obtenemos un resultado orientativo que puede ser útil para nosotras. Ojo, no realizamos investigación (ojalá supiéramos y tuviéramos tiempo para ello) así que los datos no son extrapolables a otros centros ni se puede sacar ninguna conclusión de ellos.

Son simplemente datos que utilizamos nosotras para orientarnos y para orientar a aquellas personas que insisten en conocer el número de sesiones que necesitarán para mejorar. Por ejemplo, el año pasado la media de sesiones antes del alta fue de 7.

Eso sí, como no queremos engañar a nadie, también explicamos que esto de la media es un dato engañoso y que en realidad no podemos comprometernos a que en 7 sesiones sus problemas se van a solucionar. Una media significa que hubo personas que a la primera sesión ya han mejorado y otras que tardaron trece. La media entre uno y trece da siete.

El número de la media es útil cuando se ha calculado entre muchos datos (y cuando se sabe también la desviación típica pero de esto no vamos a hablar hoy). Por esto no lo solemos decir, porque no queremos confundir a la gente. Preferimos contar que no sabemos con exactitud cuántas sesiones va a durar su tratamiento pero que haremos todo lo que está en nuestra mano para que sean las mínimas posibles.

Pero como hay gente que insiste, es útil extenderse un poco más en la explicación y aportar algún dato orientativo. De esta manera no les estamos creando falsas expectativas pero sí les decimos que el tratamiento no va a durar eternamente. Que lo habitual es que la gente se vaya de alta al cabo de un número determinado de sesiones.

Por lo menos ésta es nuestra intención.

¿Quieres más consejos?

Suscríbete para recibir el mini-ebook del Giro Copernicano, donde te cuento qué dos descubrimientos hice gracias a un italiano con acento de Valladolid y qué tiene que ver Dumbo en todo esto.

Además, mando un email TODOS LOS DÍAS sobre cómo podemos mejorar nuestra práctica clínica. En cada uno, ofrezco mis cursos y servicios. Si te cansas, siempre te puedes dar de baja con un click.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es necesario que leas y aceptes la política de protección de datos de la web. Tus datos serán almacenados en Active Campaing, un proveedor de email marketing que también cumple con el RGPD.

2 Comentarios

  1. Quiero aprovechar para darles mi enhorabuena, creo que es una página con mucho contenido valioso.
    Con relación a éste post, me parece que es importante indicar que bajo su corriente u orientación en algunas sesiones entre 7 y 13 estarán mejor de los síntomas que le llevaron a consulta y se den de alta.. porque digo esto: en otras corrientes psicológicas el terapeuta no podría determinar el número de sesiones porque no es como quien va al fisioterapeuta y en 7 sesiones más o menos estará “curado del síntoma” y lo coloco entre comillas porque si el terapeuta no va más allá del sintoma, creo que será un médico de quita muelas. Sacar la raíz supone más tiempo.
    Tiempo que dependerá de la persona no del terapeuta por ello lo que colocan hacia el final: haremos todo lo que está en nuestra mano para que sean las mínimas posibles. No es algo que realmente pueda garantizar porque hay dos saberes el del terapeuta y el del cliente y estará en manos del último y no del suyo la cantidad de tiempo que le tome saber las circunstancias internas que le llevan a tener ansiedad, depresión, trastornos de la alimentación u otro..

    Haremos todo lo que esté en nuestras manos para que sean las mínimas posibles es una publicidad engañosa.. a mi modo de ver.

    • Hola Raquel,
      Muchas gracias por tus palabras y por tu comentario, nos alegra saber que a la gente le gusta lo que escribimos.
      Para nosotras, publicidad engañosa es garantizar 7-8 sesiones (o las que sean) porque eso es imposible de predecir, como explicamos en el primer párrafo. Lo que sí podemos prometer es que vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que sean las mínimas posibles. Ahí no hay engaño porque es cierto, damos el 100% con nuestros pacientes y si vemos que no les estamos ayudando, también se lo decimos. En eso somos muy honestas.

Enviar un comentario